viajes de novios

Este empresario madrileño llegó un día a Guadamur para comprar una viga, se “enamoró” del castillo, que estaba en venta, y lo compró. “No es ningún mérito enamorarse de este castillo. Las piedras me conmovieron y pensé que cualquier esfuerzo era poco para que este castillo viviera otros 500 años más”, ha indicado. A la … Leer másviajes de novios