www.viajes

Aunque no te gusten las catedrales, a esta le dedicarás no menos de dos horas, con alguna pausa para correr hasta la galería y tomarte un refresco o un “ristretto”, ese pocillo minúsculo desbordante de cafeína como para lanzarte a la carrera hacia arriba, hacia las terrazas del Duomo para ver un espectáculo inolvidable.

“Los planes de ayuda de Carrefour se dirigen a colectivos sensibles y su objetivo es que los jvenes puedan mejorar su poder adquisitivo con ahorros que pueden alcanzar una media de 230 euros al ao”, ha subrayado el secretario general de Carrefour, Agustn Ramos.

Pero podés mirarlas y fotografiarlas, no les molesta en la medida que seas prudente y lo hagas desde la costa, sin armar alboroto porque están enamoradas y cualquier acto sexual necesita respeto y un poco de intimidad. ¡Si será linda nuestra costa que el bicho más grande del mundo viene acá a pasar su luna de miel!

Cuando trepes a los tejados podrás ver de cerca esculturas que te quitan la respiración y un bosque de pináculos y capiteles nunca visto en otras catedrales.San Carlos Borromeo, que fue obispo en esta catedral, designó en 1571 a Pellegrini Tibaldi para continuar la obra y entre ambos introdujeron un estilo renacentista más patriótico que el gótico. Algo de milagroso tiene esta catedral, pues también antes y después de Tibaldi los arquitectos desfilaban y cada uno metía su impronta, sin embargo el resultado es todo lo contrario a una ensalada; el rompecabezas terminó bien, mucho mejor que los celos y los tejemanejes en las fuentes de poder.

Es cierto, todavía no es temporada de ballenas, pero es el mejor momento para relacionarte con la Organización para la Conservación de los Cetáceos ( http://www.ballenafranca.org/leer.php/13)  donde un encomiable grupo de gente  enseña  cómo comportarse con las ballenas, cómo entenderlas y cómo lograr que vuelvan a ser un alegre montón de mamíferos muy, pero muy inteligentes y muy pero muy queribles. Y de paso, podés dar una mano, que siempre viene bien. Allí es donde uno se entera que ese extraño comportamiento en nuestras aguas obedece en un 82% a actividades de reproducción, un 16% a traslados y apenas un 2% a reposo.

¡Ah! Llevá una cámara con buena sensibilidad para fotografiar los interiores sin utilizar el flash que no te ayudará para nada y puede dañar las obras de arte que te circundarán. ¿Cómo andás de pulso? Si la máquina tiene un buen automatismo, el disparo lento exigirá que no respires durante la toma y que apoyes el codo en alguna columna.

Deja un comentario